Excitarse al ver, oler o chupar un pata hasta el orgasmo, el pretension que gana adeptos

Se llaman a si mismos fetichistas, como Nacho. Este fin de semana se celebra en Malaga un aproximacion Mundial. Esta parafilia es mas usual entre varones.

La fascinacion por las pies sobre mujer habita en Nacho desde que dispone de manejo de razon. De crio, pedia a las amigas de su madre que le dejaran tocarlos, olerlos, masajearlos; se metia con tenacidad en las parques de bolas con el unico proposito sobre ver al resto de chiquillas descalzas; le atraian tanto que disfrutaba con solo admirarlos. Lo cuenta hoy despues sobre anos de vida sobre silencio, sobre desechar relaciones en mision de lo bellos o nunca que fuesen las empeines, del olor, sobre la figura de durezas o callos o sobre la forma sobre los dedos.

Desde realiza cinco anos de vida nunca le importa aceptar que seri­a fetichista de pies, y este fin de semana tiene una cita la fiesta sobre la Spanish F t Fetisch, el mayor encuentro mundial sobre quienes, como el novio, sienten excitacion al ver, chupar u oler las pies sobre ellas.

El pie superior, para Nacho, huele con cierta mesura, posee los tobillos finos, las dedos bien formados y no ha transpirado las unas lacadas. a las 44 anos de vida, trabaja igual que recepcionista en un hotel sobre la Costa de el Sol asi­ como permite poco que ha empezado una contacto con la chica que conoce, entiende asi­ como corresponde su fetichismo.

No continuamente ha sido asi. Recuerda amorios en los que la novia reaccionaba extranada al ver como el novio se excitaba al lamerle los pies. “O se reian, cosa que me cortaba mucho el rollo”, explica el malagueno, un tipo tostado, de excelente planta. “Y no lo considero una cosa malo —puntualiza Nacho acerca de su parafilia—; al opuesto, me encanta, me fascina ver unos pies bonitos, que pueda tocarlos, tener el placer sobre chuparlos, masajearlos…”.

—?Por que las pies?

—Representan la encanto de la chica. Por extremadamente guapa que sea, si no goza de los pies bonitos automaticamente deja de atraerme.

Nacho Sol tumbado en el suelo practicando ‘trampling’. Fernando Ruso EL CASTELLANO

La agenda sobre Nacho ocurre este sabado por Malaga, la poblacion que acoge la fiesta de la Spanish F t Fetisch, la asociacion que promueve la divulgacion desplazandolo hacia el pelo la normalizacion del fetichismo sobre pies, una parafilia que se da casi en exclusiva en hombres. Se espera que 120 personas, 60 fetichistas y no ha transpirado otras 60 hembras receptoras de estas acciones sobre estos, se citen en la capital sobre la Costa del Sol. Llegaran de Italia, Francia, Alemania, Portugal o Marruecos, tambien de diferentes partes sobre Espana. Desplazandolo hacia el pelo bien no existe plazas, se agotaron a finales de marzo.

En las 11 horas que dura la fiesta, Existen programados desde juegos ‘erotico-podales’, a talleres sobre danza sobre seduccion con los pies a shibari podal, el procedimiento japones de la atadura erotica, o desfiles de mujeres descalzas sobre una enorme alfombra sobre hombres tumbados bocarriba, conocido en el argot podofilico como trampling.

El mayor aproximacion de el universo

“No existen fiestas mismamente en el mundo”, explica Sergy Martin, el organizador del avenencia, un malagueno sobre 54 anos desplazandolo hacia el pelo empresario sobre alquileres turisticos. “A raiz de nuestros eventos han surgido otros, sin embargo nunca tan numerosos; aparte, en la cita, no obstante nunca sea gratis, nunca se hace fetichismo de pago, la gente viene a jugar”, detalla el igualmente dirigente de la Spanish F t Fetisch, igualmente fetichista sobre pies.

Cuenta Sergy que la idea de agrupar este encuentro de podofilicos surgio como respuesta an una oracion muchas veces repetida en las redes sociales y no ha transpirado en diversos foros de esta tematica “No armonia a ninguna persona con quien efectuar fetichismo de pies”. “Yo pense que si habia fiestas sobre BDSM —Bondage, Disciplina, control, Sumision, Sadismo y no ha transpirado Masoquismo— o sobre swinger —intercambio de parejas— por que no ibamos a generar la app tipo wooplus de fetichismo de pies”, relata el organizador.